Deportes

 


La FIFA elige la novedad: Rusia y Qatar, sedes mundialistas

Redacción BBC Mundo

El organismo rector del fútbol mundial se inclinó por la candidatura de Rusia para el Mundial de 2018 y de Qatar en 2022.

A la FIFA le gusta lo novedoso. Y Rusia y Qatar, que nunca habían organizado una Copa del Mundo, tendrán el honor de ser sede de los Mundiales 2018 y 2022, respectivamente.

Pero incluso más. Será la primera vez que el torneo vaya a Europa del este. Europa occidental ya organizó 10 copas.

Y también será el debut del mundo árabe en el máximo torneo del fútbol mundial.

La candidatura de Rusia se impuso a las de Inglaterra, España/Portugal y Bélgica/Holanda.

Mientras que Qatar dejó por el camino a Australia, Estados Unidos, Corea del Sur y Japón.

Pero, ¿cuáles fueron los motivos de estas elecciones?

Las verdaderas razones son difíciles de conocer, pero lo cierto es que la FIFA siempre ha mostrado su predilección por ampliar los horizones del planeta fútbol.

"Podría parecer que es una continuación al plan de la FIFA de llevar la Copa del Mundo a países llamados emergentes como Sudáfrica, Brasil, Rusia y Qatar, pero llama la atención que designan a una sede que ellos mismos calificaron de ''alto riesgo'', según el informe técnico que elaboraron sobre el país árabe", explica José Miguel Pinochet, especialista de deportes de BBC Mundo.

Pinochet indica que "son dos países con un fuerte respaldo gubernamental, es decir, con mucho dinero disponible para construir prácticamente todo lo que se necesita para albergar un evento de la envergadura de un Mundial. Tal hubiera sido más fácil, económico y ecológico aprovechar infraestructuras ya en pie como ofrecían otra candidatas".

Rusia, "extraordinaria"

Los aspectos positivos que se había anotado Rusia previo a la decisión habían sido, además de nunca haber organizado un Mundial, el total apoyo gubernamental y un amplio presupuesto.

El propio presidente de la FIFA, Joseph Blatter, había tildado de "extraordinaria" la candidatura rusa. Y extraordinaria fue la votación rusa en el comité ejecutivo: ganó en la segunda ronda al conseguir la mayoría absoluta de 12 votos de los 22 en juego.

También se había visto como un aspecto positivo que el país se abriera a cientos de miles de extranjeros.

Algo que Blatter pareció reconocer tras anunciar la decisión este jueves en Zúrich (suiza), donde la FIFA tiene su sede.

"Estoy seguro que organizar el Mundial en esa región, o en ese continente, le hará muy bien a esa parte del mundo", dijo Blatter.

Entre los puntos débiles de la candidatura, y aspectos a tener en cuenta previo al torneo, se encuentran los aspectos de seguridad y las distancias entre las sedes.

El primer ministro ruso, Vladimir Putin, reconoció que "todavía faltan hacer muchas cosas: estadios, aeropuertos, hoteles y carreteras".

Aclaró que su país "tiene todo para organizar el evento en un nivel decente" y que la elección era una "señal de confianza" para su país.

Putin no había viajado a Zúrich pues dijo no querer "presionar" al comité ejecutivo de la FIFA en medio de los escándalos de denuncias de corrupción.

Tras conocer la noticia, el primer ministro anunció que viajaría de urgencia a Zúrich.

Por ahora todo es festejo para Rusia, un país que querrá en ocho años honrar el lema de su candidatura... "listos para inspirar".

Qatar, "espera lo increíble"

Qatar nunca disputó una Copa del Mundo. Y aunque quizá lo haga en Brasil 2014 o Rusia 2018, Qatar 2022 podría ser su debut mundialista.

El emirato de Qatar, un territorio de apenas 11.400 kilómetros cuadrados y 1,7 millones de habitantes, recibirá la fiesta del fútbol en Medio Oriente.

Un aspecto fuerte de su candidatura fue sin dudas el dinero: estadios de última tecnología ya estaban en construcción desde hace meses.

La infraestructura busca cumplir con el lema de Qatar 2022: "Espera lo increíble".

Vista al mar desde los estadios y llegada a algunos de ellos en taxi acuático son sólo algunos de los lujos prometidos.

El transporte entre las sedes no será un problema pues diez de las 12 sedes estarán en radio de 30 kilómetros.

Pero lo increíble también tendrá que llegar de la mano de maneras para hacerle frente al calor extremo.

La temperatura llega hasta 50 grados centígrados y fue considerado un "alto riesgo para la salud" por un informe de la FIFA. Para contrarrestarla Qatar ya trabaja en un sistema de refrigeración especial en la cancha y en las gradas.

La falta de tradición futbolística en el país también es algo que deja en el debe a Qatar.

Pero para los cataríes es tiempo de "cambio", "expansión" y "oportunidad".

Así lo aseguró el jeque Mohammad bin Hamad al-Thani, el director de la candidatura de Qatar: "Gracias por creer en el cambio, gracias por creer en la expansión el juego, gracias por darle a Qatar una oportunidad".

"No los vamos a defraudar. Estarán orgullosos de nosotros, estarán orgullosos de Medio Oriente. Se los prometo", agregó.